Deportes

El poder de Aaron Judge y el club de los 800 H4

«Pero no vuelva a llegar/a mi casa amanecido/Porque lo hago regresar/Por dónde mismo ha venido/Pájaro que duerme afuera/Es porque en la calle ha comido» Yenifer Mora La Tigra del Caserío

El pasado sábado Aaron Judge, el poderoso juez de los Yankees de New York, descargó dos jonrones para sumar 23 en la temporada en los primeros 66 juegos y 280 de por vida en 901 desafìos y 3,240 visitas al plato.

Judge pasó doble rayas al juego del sábado liderando las Mayores en jonrones, porcentaje de embase, porcentaje de slugging, OPS, extrabases, bases por bolas y WAR entre los jugadores de posición (4.4) según Fangraphs.

Se podría hoy proyectar, vaticinar o adivinar que Aaron Judge si se mantiene en salud será el primer inquilino en la torre de MLB de los 800 jonrones, confort que no lograron alcanzar Babe Ruth, 714; ni Hank Aaron, 755; ni Barry Bonds, 762.

Se llegó a proyectar para el Club de los 800, con un posible futuro inquilino la figura de Alex Rodríguez, 696 y la de Ken Griffey (Jr), 630. Ambos lucían que el camino libre para romper la marca, hasta que comenzaron las lesiones, las fatídicas lesiones y en el caso de A-Rod la suspensión por el consumo de esteroides.

Para aquellos que no lo saben, deseo informarles que Babe Ruth apareció en 262 encuentros y 834 menos veces al bate que Barry Bonds, lo que en realidad se convierte en 923 si le sumamos a Bonds los 89 elevados de sacrificio que no se cuentan como viajes al plato. Igualmente el Bambino perdió entre 50 y 60 vuelacercas, por motivo que el poste en la cerca para decidir si una bola era buena o mala, no se usó hasta 1929. También perdió muchos jonrones que decidieron encuentros con hombres sobre las bases, que se convirtieron en hits o dobles, porque solamente se contaba la carrera que decidiera el partido.

El Bambino conectó un cuadrangular cada 11.8 veces al bate a pesar de la bola muerta, contra 12.9 turnos por parte de Bonds con la pelota viva fabricada en Costa Rica, al momento de alcanzar cada uno los 714 jonrones.

El Babe le pegó a la bola a un ritmo de .342 durante su carrera, contra .298 de la estrella de los Gigantes hasta el presente y fue además el mejor lanzador zurdo de su época, imponiendo récords durante la temporada regular y en Clásicos Otoñales. Lo superó en promedio de poder, total de bases, carreras impulsadas y anotadas, conectó más hits, se ponchó menos veces, lideró el circuito en vuelacercas 12-2 a su favor.

El Sultán de la Estaca participó en 10 Series Mundiales por una de Bonds. Todos saben que el Bambino fue una leyenda que salvó al béisbol en su momento más difícil y cambió el estilo de batear de los jugadores. Pegó sus vuelacercas viajando en trenes y autobuses, comiendo hamburguesas, bebiendo cerveza y entrenando de noche en los bares. Bonds viajando en aviones con aire acondicionado, comiendo como un rey, con vitaminas, gimnasios modernos, bola viva, estadios mejor acondicionados, esteroides, hormonas de crecimiento humano y 150 lanzadores extras producto de la ampliación de 16 a 30 equipos en las Ligas Mayores. A la edad que Bonds se desató sospechosamente a pegar bambinazos, ya Ruth era un viejo gordo y barrigón.

El magistrado Judge tiene la llave de los 800 jonrones en el poder colosal de su bate si logra estar ileso de las lesiones.

Un día como hoy

1921: Babe Ruth, de los Yanquis dispara el jonrón 120 de por vida frente al lanzador Jim Bagby de Cleveland y toma el liderato de jonrones de por vida.

1944: Joe Nuxhall con 15 años, 10 meses y 11 días de edad se convirtió en el jugador más joven en la historia de las Mayores cuando lanzó dos tercios de una entrada para los Rojos de Cincinnati en una derrota 18-0 ante los Cardenales de San Luis. Cedió 5 bases por bolas y permitió 2 hits antes de Bill McKechnie decidiera sacarlo. La paliza igualó un récord de la Liga Nacional como la más abultada blanqueada en 10 años. El perdedor al final del día fue el abridor Bill Lohrman.

1992: Luis Polonia, de los Angelinos de California se robó cuatro bases, marca personal contra los Medias Blancas de Chicago.

1996: Ramón Morel, lanzador de los Piratas de Pittsburgh, obtiene su primera victoria en las Grandes Ligas frente a San Francisco.

2002: Ante 45.698 aficionados en el estadio de los Yankees, Marcus Thames se convirtió en el jugador 17 en la historia que conectó un cuadrangular en el primer lanzamiento que vio en las Grandes Ligas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba